Hermandad Psiquica


 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Atila y los monjes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jack Amroth Inglorion
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 121
Fecha de inscripción : 19/10/2008

MensajeTema: Atila y los monjes   Lun Oct 20, 2008 12:39 am

En el año 452, las feroces hordas de los hunos invadieron parte de Italia. Guiados por su rey Atila, llamado “El Azote de Dios” por su ferocidad, avanzaron hasta el rió Adagio, dejando a sus espaldas solo ruinas y muerte. Finalmente llegaron hasta el monasterio de San Bertrán, en el cual se habían refugiado los habitantes de las aldeas vecinas. Sin respetar ni las mujeres ni niños, los hunos masacraron a todos menos a los siete monjes que regían el convento y que fueron arrastrados brutalmente a la presencia del cruel y pagano Atila. Queriendo burlarse de ellos, el bárbaro pregunto al mas joven:
-¿Crees que tu Dios es omnipotente?
-¡Oh, si!
-¿Qué cosa te gustaría que hiciera por ti?
-Que me dejara vivir, señor –respondió, temblando el fraile.
-Atila soltó entonces una feroz carcajada y grito:
-¡Pues bien, tu Dios no te escuchara!
Y obedeciendo a una señal de su jefe, un arquero traspaso con una flecha el corazón del joven. Enseguida, Atila se dirigió al abate, un anciano de larga barba blanca, y le pregunto:
-Seguramente tu también crees que tu Dios es omnipotente. ¿Qué te gustaría que hiciera por ti?
-Quisiera que me permita continuar orando –respondió el anciano.
¡Tu plegaria será escuchada, viejo! –exclamo Atila y ordeno que los seis monjes fueran conducidos a la oscura cripta del monasterio. Allí los hizo atar a sus asientos, coloco un libro de oraciones delante de cada una de las victimas, e hizo encender una vela en el centro del recinto.
-¿Quieren todavía continuar rezando a vuestro Dios? –Pregunto Atila, y los monjes respondieron al unísono:
-¡Hasta que Dios quiera!
-Muy bien, entonces –replico el huno con el rostro lívido de rabia, se quedaran encerrados aquí para que puedan rezar tranquilamente a vuestro Dios.
-¡Que así sea! –contestaron los hermanos.

Atila salio de la cripta y de inmediato sus hombres tapiaron la entrada con una muralla de piedras. Luego incendiaron el monasterio, bajo cuyas ruinas quedaron sepultados vivos los pobres monjes. Al alejarse, Atila dijo burlonamente:
-Ahora estarán contentos. Por lo menos podrán leer sus oraciones mientras permanezca encendida la vela, y eso no creo que suceda durante mucho tiempo.

En 1785, el arqueólogo Permissi comenzó a excavar las ruinas del antiguo monasterio de San Bertrán, cuya ubicación la había encontrado en un viejo manuscrito. Pero solo encontró piedras y ladrillos. Estaba por abandonar las excavaciones, cuando uno de sus trabajadores exclamo: -¡Aquí debajo, el suelo suena hueco al golpearlo!

El propio Permissi agarro una pala y comenzó a excavar junto a los trabajadores, hasta que bajo las piedras apareció una abertura.
-¡Es la cripta del monasterio!¡Ayúdenme a bajar! –grito el arqueólogo.

Amarrado con una soga por la cintura y llevando una antorcha en la mano, Permissi descendió por el orificio. Minutos más tarde regresaba muy pálido a la superficie. Sin responder a las preguntas que le hacían sus ayudantes, solamente dijo con voz alterada:
-Cierren ese orificio, no excavaremos mas. No hay nada de importante en esa cripta.

En la pagina 365 de su diario, el señor Permissi escribió: “Hoy, doce de mayo de 1785, he sido testigo de un hecho misterioso. Al introducirme en la cripta del monasterio de San Bertrán, destruido en los tiempos de Atila, he visto en ella los esqueletos de seis monjes atados a sus asientos delante de sus respectivos libros de oraciones. No es esto lo que me impresiono, sino otro detalle: ¡en el centro de la cripta permanecía encendida una vela! Esto me pareció algo extraño y sobrenatural, por eso decidí abandonar las excavaciones”.
Permissi destruyo los apuntes relativos a la ubicación del monasterio y hoy día nadie sabe donde se encuentra la cripta donde los seis monjes continúan, a la luz de una vela, rezando al Señor que escucho su ultima plegaria.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://hermandad-psiquica.superforo.net
 
Atila y los monjes
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» levitacion de monje indio veanlo!!
» La Glándula Pineal...
» Alimentación solar o pránica.
» Porque los indios no se cortan el cabello
» Monjes budistas (Palau Novella)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Hermandad Psiquica :: Otros temas de interés :: Mitos, relatos y curiosidades-
Cambiar a: